CLASE Kabbalah-2

CURSO GRATUITO

Concepto de Dios.

No existen las palabras para poderlo describir ya que nuestro lenguaje es limitado y es finito, y carecemos de la capacidad real de cuantificar de lo que estamos hablando.

Dios o Ein Sof (del hebreo אין סוף: sin límites) es el Infinito, es eterno, es “todo” donde no hay tiempo y espacio ya que lo abarca todo, es una conciencia infinita, una energía infinita, una luz (or) infinita. Desde ein, de la nada, hacia iesh, la existencia​. 

Es: pasado, presente y futuro. Es, fué y será. Es dador. No se enoja. No es bueno ni malo.

Dios es la fuente creadora del universo, y nosotros somos parte de esa energía creadora, somos su creación. 

El infinito, está fuera de nuestro universo ya que lo contiene.


Cómo llegamos hasta aquí?:

Si ese Ein Sof (infinito) esa inteligencia dadora ocupa todo el espacio, con quien comparte?
Hasta ese momento sin momento, no había con quien compartir porque como dijimos antes ocupa todo.

Entonces El infinito se auto contrabajo  para crear un espacio donde poder dar. Ese espacio es como una gran vasija que llamaremos “kli de recepción” con capacidad de recibir a donde el infinito pudiera volcar su deseo de dar.

Para qué esto lo podamos entender , lo voy a contar con un ejemplo y una metáfora. 

Ese espacio era como un gran recipiente, fue creado con una conciencia de recibir infinitamente  todo lo que el Ein Soft le deseaba dar (energía…  luz..  conciencia…todo.., etc.)

Esa gran vasija que tenía conciencia de recibir pensó:
-Si yo estoy en un espacio limitado dentro del propio infinito soy limitado y con un profundo deseo de recibir,  cuando tú me des infinitamente vamos a tener un problema… 

Y así pasó: 
Al entrar esa luz infinita absoluta (Or Ein Sof) proveniente del Ein Sof, sin nada que controle dicho dar, esa luz entró tan violentamente en el  “Kli de recepción”  produjo la rotura de esa vasija al Chocar la potencia absoluta de recibir con esa potencia absoluta de dar. Provocando el famoso “Big Bang”(17) que habla la ciencia.
Nosotros vamos a llamar a ese momento Tzimtzum Alef (א).

Para entender este proceso tenemos que comprender que la potencia absoluta de dar es una energía Masculina y la potencia absoluta de recibir es femenina, por supuesto esto no tiene nada que ver con el género hombre mujer. 

Con ese primer impacto y el choque de los trozos de vasija se crearon los mundos del caos, es como una energía residual. también llamadas “cáscaras de oscuridad”.

Después del choque inicial dicha energía retrocedió y reingresó ( masculino) pero , pero con control (femenino).

También las cáscaras de oscuridad creadas comenzaron a recibir (potencia femenina) con control (potencia masculina), a este proceso lo llamamos Tzimtzum Bet ( ב ).

Nosotros somos los pedacitos de esa gran vasija, con Resimó(18) (reminicencias) es como nuestro gen espiritual, al ser vasijas tenemos un gran deseo de recibir y un gran vacío interior, y por otro lado tenemos la energía dadora y creadora del Ein Sof.

Imaginemos que una taza de Té al al recibir dicho té caliente estalla en cientos de pedazos, los trozos son de diferentes tamaños, pero conservan la transferencia térmica en forma de calor del té y cada trozo tiene minúsculas gotas de dicho líquido.

Resumiendo:
La luz (Or) es causa, el que da, el que inicia, potencia masculina. Es proactiva.
La vasija (Kli) es efecto, es receptora, depende de causas externas, es reactiva, reacciona a la acción dadora del creador. No es causa de plenitud, la plenitud es algo dador, ya que depende de otro para ser pleno es potencia femenina.

CÓMO NOS RELACIONAMOS:

Una vez explicado este concepto, los Kabbalistas nos enseñan que hay 4 modos de relacionarnos con el entorno.

  • Recibir por recibir.
  • Dar para recibir.
  • Dar por dar.
  • Recibir para compartir.

El mundo espiritual se rige por una ley universal “La Afinidad de forma”, lo igual se atrae.

Por ejemplo: la gente que le gusta el fútbol se reúne, la gente que estudia tambien se reúne.

Por afinidad de forma lo igual se atrae.

Recibir por recibir: 
Cuando recibes por recibir, y si encima tu te crees merecedor de todo eres egoísta y atraerás a tu vida ( por afinidad de forma) a gente egoista.
Si tú recibes porque recibes y el ego te domina siempre tendrás una sensación de estar vacío porque estás en conciencia vasija esa conciencia está muy muy alejada de la conciencia del dar que es el mundo espiritual, entonces seguramente todo lo que atraigas a tu vida serán energías muy densas muy materiales pero que no te satisfacen por ejemplo:  Fumar nunca te satisface tragas  y tragas humo y siempre necesitas más, o acumular dinero si hay desequilibrio nunca es suficiente. 

Dar para recibir:
Este comportamiento lleva siempre a la frustración porque como has dado  esperas ahora recibir, y si no recibes lo que esperas te genera un conflicto. Por ejemplo que tiene que ver con la pareja si yo le doy a mi pareja un regalo  esperando recibir algo, en el momento que la otra persona no me da eso que yo creo que me merezco se genera un conflicto y voy a comenzar a exigirle, a desvalorizarme y siempre aparece el sufrimiento, es cierto que en algunos pocos casos ese intercambio tiene éxito, porque es como un contrato mientras los 2 lo cumplan funciona. 

Dar por dar:
Nos conecta con  el mundo espiritual cuando por ejemplo atendemos a un muerto, lo lavamos, acompañamos, rezamos, enterramos, no nos lo puede devolver, o cuando enseñamos, cuando amamos de verdad, cuando damos una sonrisa,   estos actos  siempre nos llenan de paz y nos acercan a Dios.

Dar para compartir:
Es lo más difícil ya que muchas veces es un acto altruista que no da placer al cuerpo, por ejemplo si acabas de comer y tu amigo te trae tus galletas preferidas con un suculento té, y tú aunque eres incapaz de comerte la galleta completa y tomarte todo el té , haces por comer y beber, para complacer a tu amigo eso no tiene límites. Este estado mucho más elevado de conciencia es permitir que se nos dé para poder compartir con los demás entonces dejamos de ser un recipiente para hacer un canal.


Lo voy a explicar con un ejemplo: 

-Supongamos que recibimos del Ein Sof Agua y me comporto como un cubo, puedo recoger dicho líquido hasta llenarme, y puedo volcar por ejemplo esa agua sobre una planta… eso está genial por la planta y eso es muy generoso, vaciarse por otro, pero en el proceso hay un momento que me quedo vacío hasta que vuelva a ser llenado, pero si en cambio aceptó recibir todo lo que el universo, Dios, el infinito Ein Sof,  quiera darme para yo poderlo dar, me transforma en una manguera y como es bien sabido la manguera siempre queda llena de agua y lo más curioso que siempre recibe el agua más nueva y más fresca y siempre se llena de frescura cuanto más das, más recibe cuando más plantas riega más agua nueva y fresca pasa por tu sistema eso es tener afinidad con la creación porque siempre tendrás lo que te llene. y tu vida será plena.

Por que dar?

Dar es un acto de amor que te hace copartícipe de la creación, al dar activas tu divinidad, ya que por afinidad de forma te conviertes en dador que es una energía afín a la Creación.

En la práctica, ningún egoísta soporta la energía de una persona dadora, El Or o la luz dadora muestra “la suciedad” o sombra del receptor egoísta y a nadie le gusta ver su propia miserias excepto que esté preparado para desear verla. Cuanto más luz más oscura es la sombra que se refleja.Por eso mucha gente se aleja de la espiritualidad. 

Error de concepto: 

El ocultista , muchas veces,  cae en un grave concepto, cree que él tiene poder, o que él es el “iluminado”, mientras que nosotros sabemos que sólo somos receptores de la energía de Dios. Así que mucho cuidado con creer que esa energía nos pertenece. Debemos entender que todo lo que tenemos, lo que somos, es prestado. Sólo lo utilizamos, y se nos ha otorgado con algún fin, para que hagamos algo con ella que se espera .

Por último: 
Por favor reflexionemos unos instantes, si ustedes quieren acercarse a Dios o desean solo recibir de Dios.
Si pensamos en Bien-Mal, nos fragmentamos, y perdemos el concepto de unidad, el mal es bien en una posición incorrecta. La Kabbalah nos enseña que el bien de la humanidad es el bien de cada individuo.

El deseo de recibir es la «sustancia» inherente a la Creación y no podemos anularla, es la fuerza que activa todos los procesos de la vida.

17- La teoría del Big Bang, también llamada la Gran Explosión, ​ es el modelo cosmológico predominante para los períodos conocidos más antiguos del universo y su posterior evolución a gran escala.​​​ Afirma que el universo estaba en un estado de muy alta densidad y temperatura y luego se expandió.​​ Wikipedia

18- El alma tiene su Reshimó (gen espiritual) que determina absolutamente todo en la persona una chispa divina. Cada uno de nosotros tiene nuestra propia Reshimó o  gen espiritual específico, que no es como los demás. Este es nuestro lugar en el sistema general de Adán en el alma común. Podríamos decir que algo del Ein Sof quedó dentro del vacío. A este factor se le denomina como el “reshimo”. Una luz de baja intensidad quedó dentro del vacío y esa luz de baja intensidad fue la primera dualidad real de la existencia frente al Ein Sof. El reshimo es la santidad o energía que deja alguien (o algo) cuando se retira o desaparece. Por ejemplo, cuando una persona muere, deja en sus amigos o en sus descendientes una “impresión” (un recuerdo), que constituye una energía de presencia real; aunque dicha persona no se encuentra en forma material, algo de ella permanece. Todos los cabalistas coincidimos en que esa “impresión del alma” es un tipo de energía real que opera dentro de nuestra existencia. El Ein Sof se replegó del vacío y en él dejó su “impresión”. Existen, por tanto, dos componentes: el Ein Sof en el infinito, Tesis doctoral Mario Saban Universitat Rovira I Virgili "El misterio de la creación y el árbol de la vida en la Mística Judía: Una interpretación del Maasé Bereshit".

19- Los  que estudiamos Kabbalah.