CLASE Kabbalah-3

MAGIA

Como se crea la realidad en el mundo de la fragmentación

Por sus frutos los conoceréis

Jesús de Nazaret.(20)

A diferencia de las tradiciones Orientales la Kabbalah nos enseña que la espiritualidad  no manifestada en el mundo físico, a través de la experiencia, es una evasión de la realidad que conduce al extravío.

La Espiritualidad, tiene que verse reflejada en la vida cotidiana.

 Al iluminado “mírale la vida….”no lo que dice”….. 

Anónimo.

Para aclarar este concepto voy a hacer un paralelismo con la electricidad.

Tenemos el Einsof que sería como una central termonuclear. Esa tremenda cantidad de energía si llegara directamente a nuestro hogar quemaría literalmente todo lo que enchufamos, es más prendería fuego a la casa ya que no podría soportar tanta cantidad de potencia.

Por eso la Energía que sale de la central  se traslada por unas grandes torres de Alta tensión que acercan esa energía al núcleo urbano, va pasando por unos transformadores que van disminuyendo y reduciendo el potencial hasta que llega a nuestro hogar.

Estos transformadores son en realidad autocontracciones del propio en Einsof que nos permiten recibir la luz de una manera adecuada.

Esos  procesos autocontractivos son llamados “universos” y el mapa de distribución de  energía sería el Árbol de la vida (Etz Jaim).(21)

ÁRBOL DE LA VIDA 

árbol de la vida  Kabbalisitco original es el nosotros utilizamos para la enseñanza.
http://www.psicologiaykabala.com Este mterial es: www.psicologiaycabala.com

El Árbol de la vida es un mapa que nos sirve para posicionar la energía en cada momento y saber cuando tenemos falta o exceso en una sefira y en un área de nuestra vida .

El Árbol de la Vida es el sistema de coordinación entre las diversas dimensiones y esa coordinación genera a su vez una conexión con la energía proveniente del kav(23). La potencia de la energía que contiene el kav puede ser ahora soportada gracias a la interconexión de las diferentes dimensiones. En términos antropológicos, cuando un hombre cree que puede construir su existencia a través de una sola dimensión está errado, porque, para resistir la fuerza de la energía proveniente del Ein Sof representada en el kav, se deben desarrollar el resto de las dimensiones estructurales. 

Mario Saban(24).

Otro concepto que tenemos que tener en cuenta a diferencia de otras técnicas espirituales orientales, la Kabbalah nos enseña que si queremos hacer funcionar una batidora,  necesitamos los 2 polos, de nada sirve conectarnos a un solo polo por más positivo que sea ese polo. 

Un polo nos debe de conectar con la espiritualidad y el otro nos debe de conectar con la fisicalidad,  esto genera en nosotros resistencia, y tensión en el sistema entre las columnas izquierda y derecha del árbol de la vida. Esto permite el flujo en ambas direcciones, desde Keter a Maljut  y viceversa.

Para que el proceso funcione adecuadamente necesitamos conocer más profundamente el funcionamiento del Árbol de la vida: 

Keter:
En español: «Corona»,Representa la propia esencia, atemporal y libre. Es la génesis de todas las emanaciones canalizadas por las otras sefirot(25) y la luz superior y generadora de todo el movimiento de la creación. Es la voluntad del hombre. “Toda acción comienza en la voluntad”. 

– Mucho tiempo creí en Dios, también fui un ateo ferviente, hasta que me topé con una frase de Silo(26): “Que diferencia hay entre estar muerto, no haber nacido , o no haber vivido”...   Esta frase me condujo a una introspección profunda que me llevó a mi vacío existencial, a conocer el Tejom(27), me sentí, tan pero tan mal, que comencé a hacerme preguntas valiosas, qué hago aquí?, quién soy? y qué es Dios. 

Jojmá:
En español “Sabiduría”. Planificación a largo plazo. Estar abiertos a la sabiduría intuitiva, a los mensajes de alma, observar el mundo desde la unidad. Es la idea ilimitada. Análogamente, es el lado derecho del cerebro, donde fluye la creatividad y el mundo de las ideas. Posee la energía asociada a la masculinidad y también representa el pasado.

La Klipá(28) de Jojmá:
La locura, creerse iluminado. 

– En las tradiciones orientales es muy común sentirse iluminado y esto es un gran desequilibrio casi siempre es una desconexión de la realidad. Atacar a la feminidad. 

Biná:
En español “Entendimiento” y comprensión. Es la organización conceptual, protección y cuidado.  Planificación a corto plazo. Trabaja para desarrollar una idea plenamente. Es la limitación de Jojmá. Análogamente es el lado izquierdo del cerebro, donde funciona la razón, organizando el pensamiento en algo concreto. Posee la energía asociada a la feminidad y también representa el futuro.

La Klipá de Biná:
El dogmatismo, creerse autosuficiente. Anular al padre, querer ser padre y madre. No saber recibir, querer ser perfecta/o, mala gestión, la ansiedad por el orden, la limpieza  y el control. Madre protectora o función materna que te engulle y no te deja crecer.   

– Yo suelo ser una persona muy creativa, gracias a la Kabbalah he aprendido a organizar mi tiempo  porque he descubierto que es un bien muy valioso.  Tengo organizada la agenda en porciones horarias, por ejemplo  contesto whatsapp solo de 10 a 10:30h. a las 16:00h. y reviso  si se me escapó algo alrededor de las 20h. . Lo mismo hago con los mails, con las horas de estudio.

Jesed:
En español: “Bondad”, “Misericordia”, entrega gratuita. Representa el deseo de compartir incondicionalmente, la voluntad de dar todo de sí mismo y la generosidad sin límites. 

La Klipá de Jesed:
Doy a otro más que a mi mismo, doy a otros  sin dar a los míos. Incapacidad para poner límites. Decir si a todo o siempre, el sí te compromete.
– Muchas veces estoy en mi tienda y se me acerca gente a contarme su problemática y la escucho atentamente, inclusive la hago pasar a mi despacho para que se sientan más cómodos, le doy mi punto de vista, las asesoro en lo que puedo, sin esperar nada de ellos, solo se que necesitan algo de mi y se lo doy gustoso. 

Guevurá:
En español: “Severidad, fuerza”,  disciplina, juicio, retención. Es conocida como la fuerza, el juicio, el poder y el ocultamiento. Es la energía restrictiva, es el “No” de Jeded, son los límites. 

La Klipá de Guevurá:
Sádicos, tiranos, fundamentalistas.
– A mi me sucede que de golpe me viene la “inspiración “ y tengo la necesidad irrefrenable de estudiar un tema… o de escribir un artículo…. o preparar una clase… si fuera por mi podria estar horas y horas inmerso en mi actividad, por suerte aparece mi guevurá en forma de “otras obligaciones” poniendo límites a mi “inspiración”. Biná me organiza y Guevurá me pone límites.

Tiferet :
En español: “Belleza” y “Gloria”, Simetría  equilibrio,  bien individual. yo interior.

La Klipá de Tiferet:
Narcisismo,  baja autoestima, jactancia, creerse perfecto.
– En mi trabajo es muy común caer el el narcisismo y pensar que eres el salvador del mundo porque la gente suele preguntarme “usted en mi lugar qué haría”…, “dime que debo hacer”…  y debo de ser muy prudente antes de contestar, o dar consejo.

Netzaj:
En español: «Victoria», perpetuidad, lenguaje emocional, los sentimientos, arte, danza, escultura.

La Klipá de Netzaj:
Desequilibrios emocionales, ira, rabia, cólera, alegría desenfrenada.
– Por mi trabajo hablo con gente de diferentes ideologías y muchas veces intentan atacarme, o imponerme sus creencias, antes de estudiar Kabbalah era muy común que me enfadara y defendiera mi posición, por suerte “dos no discuten si uno no quiere”. Hoy puedo argumentar y defender mi criterio buscando el crecimiento sin caer en “yo tengo la razón”.

Hod:
En español: «Esplendor». honestidad, sinceridad, el lenguaje, el dominio del pensamiento.

La Klipá de Hod: 
Usar mal el lenguaje, generar rumores, hablar mal, omitir o agregar, manipulación a través del lenguaje.
– En mi trabajo tengo que ser muy cuidadoso de mi forma de expresarme, porque puedo ser muy hiriente, o parecer muy insensible. He aprendido a escucharme y a observar el efecto de mis palabras en otros.

Yesod:
En español: «Fundamento». es la dimensión social,  el ego, el sexo, las relaciones sociales cómo me ven los demás, bien social,  los órganos sexuales, es la imagen que doy a los demás. Hasta los 40 años el ego es adecuado, porque debe de ayudarme a crecer como persona y a fortalecer mi yo, a partir de esa edad  hay que controlarlo para evitar el desequilibrio.

La Klipá de Yesod:
Exceso de ego,  sentirse superior, no querer relacionarme con los demás, o lo contrario , desvalorización profunda, estar todo el día con gente como evasión.
-Como suelo dar cursos y clases, he notado que la gente tiene una forma de verme que no es real, porque algunos sienten profunda admiración por mis conocimientos y así me lo expresan, yo no paro de decir que yo divulgo algo que no es mío, y mi verdad genera aún más admiración, he aprendido que tanto el elogio como la crítica, no afecten mi ser, no alimenten mi ego ni me desvaloricen.

Maljut:
En español: «Reinado». Todas las Sefirot fluyen hacia Maljut, y es la revelación final de lo divino, el receptor.

La Klipá de Maljut:
Materialista  sin límite. No me interesa la materia.
– Cuando fui padre, tomé consciencia de la importancia de prosperar para ofrecerle un bienestar a mi familia  ésto no confronta con mi crecimiento espiritual al contrario. Cuanto más tengo y género, más puedo ayudar a los demás y soy un canal, cuanto más comparto, más produzco.  Para mi prosperar es más un deber que me obliga a avanzar constantemente. 

Daat:
Daat trae la verdad desde el nivel de Keter y la hace descender a los niveles inferiores de la Creación, y, a su vez, eleva la experiencia material de dichos niveles inferiores hacia Keter, en un proceso de retroalimentación constante. 

La Klipá de Daat:
Usar el conocimiento para el mal, para magia negra.
– José D’angelo, mi amigo de mi juventud, mucho mayor que yo, con un espíritu libre en una época social muy peligrosa (Argentina en los 80), hoy lo llamaría el “friqui de Daat”.

Mi mentor espiritual, una persona que apenas tenía la primaria, a los 12 años cargaba sacos de cemento en las obras. Con un don innato para hablarle al alma y dedicarle horas al que acudiera en su búsqueda. Siempre escuchaba con profundidad, siempre tenía una respuesta inesperada que llevaba a una reflexión.

José no paraba de estudiar, siempre estaba con algún libro interesante, sabía más de psiquiatría que muchos psicólogos de la época, porque tenía la “visión integral del ser”, veía a toda la persona en su conjunto, era un autodidacta nato.

Creía firmemente que la solución a los problemas mundanos era aumentar la consciencia, y no se equivocaba, pero no fue capaz de conocer la forma. 

Por alguna razón la Kabbalah le fue negada y buscó incansablemente técnicas para «subir » a estados elevados de conciencia pero siempre desde la visión oriental que se olvida o desconoce cómo procesar el conocimiento intuitivo, clasificarlo, darle forma, subir a buscar más conocimiento, darle forma para volver a subir lo que llamamos “copulación” Jojmá – Biná.  Él desconocía este mecanismo y le costó la vida.

Y al final aumentó su consciencia y conectó sin tener el suficiente Kli (vasija) de recepción para soportar tanta luz, perdió la vida prematuramente a mi entender con 54 años. Le pasó como a Ben Azzai “vio y murió” en “Los 4 sabios y el secreto del Pardés”.(30)

Con la perspectiva de los años entiendo su enfermedad crónica de flebitis que es una manifestación física de su desequilibrio en Daat, ya que no era capaz de distribuir adecuadamente  la energía que iba bajando, ya que su dolencia estaba directamente relacionada con la sangre y la sangre tiene mucho que ver con la distribución de alimento, en este caso espiritual a todo el sistema, Daat es “ la sangre del árbol de la vida”.

 20- Jesús, Nuevo testamento, (Lc. 6.43-44).

21-Etz Jaim , también transcrito como Etz Jaim ( עץ חיים Etz Ḥ ayyim , que significa " árbol de la vida "), es un término común usado en el judaísmo . La expresión se puede encontrar en Génesis 2: 9 , refiriéndose al Árbol de la Vida en el Jardín del Edén . También se encuentra en el Libro de Proverbios , donde se aplica en sentido figurado a "la Torá " Proverbios 3:18 , "el fruto de un hombre justo" Proverbios 11:30 , "un deseo cumplido" Proverbios 13:12 , y " lengua curativa " Proverbios 15: 4 .es un símbolo místico utilizado para comprender la naturaleza de Dios y la forma en que creó el mundo. 

23-  El kav (la línea) del Or Ein Sof que ingresó en el jalal panui (espacio vacío).

24- Tesis Doctoral. Universitat Rovira I Virgili "El Misterio de la Creación y El árbol de la Vida en la Mística Judía: una interpretación del maasé bereshit" mario javier saban dipòsit legal: t.1423-2012.

25-Las Sefirot (en hebreo: ספירות), Singular: Sefirá, que significa emanaciones, son los 10 atributos y las 10 emanaciones de la Cábala, a través de las cuales el Ein Sof (el Infinito) se revela a sí mismo y crea continuamente tanto el reino físico como la cadena de los reinos metafísicos superiores.

 26-Silo: Mario Rodríguez Cobos nació en Mendoza (Argentina) el 6 de enero de 1938. Allí residió durante toda su vida,  fue un personaje extraño para Occidente, pero no lo hubiese sido de haber nacido en Oriente. Pregonaba un cambio espiritual y social a la vez para la refundación de la "nación humana". Mezclaba el llamado budista al no deseo con proselitismo en contra de la violencia, la discriminación y el pago de la deuda exterior y a favor de la paz y la solidaridad.

27-Mística judía y psicología Tesis Doctoral, Mario Javier Sabán U. Ramón llul Barcelona, 2015.Nuestro “Abismo interior” (el Tejom en el universo de Yetzirah) es el que se produce cuando percibimos el sin-sentido de todo, porque estamos a punto de salir de nuestra subjetividad para comprender en términos transpersonales. El Abismo es un estado temporal de nihilismo, donde el ser humano no encuentra el sentido de su existencia, y si pasa este periodo, entonces lo invade la felicidad más profunda. Es el paso del sinsentido absoluto al sentido absoluto. El sentido existencial en la construcción del sujeto: 

28- Klipá  (cáscara o corteza, ) en este caso lo urçsaremos como desequilibrio. 

30-Varios importantes textos cabalísticos, entre ellos el Talmud  (Jaguigah 14b), el Zohar (I-26 b) o los Tikkunei ha Zohar (Tikún 40) nos relatan una curiosa historia, la de los cuatro sabios del paraíso. La historia nos habla de cuatro grandes profesores, cuatro grandes sabios, que se consagraron al estudio esotérico de la Torah logrando entrar en el Paraíso, el Pardes, o sea penetrando sus secretos ocultos. Se trataba de Rabbí  Akiba, de Ben Soma, de Ben Azzai y de Elisha Ben Abuya, llamado Ajer. Ben Azzai vio y murió. Ben Soma vio y se volvió loco; Ben Abuya vio y se hizo apóstata; sólo Rabí Akiba entró sano y salió sano.